La nanotecnología aplicada a superficies para convertirlas en super-impermeables

Chapotea en un charco con barro y saca las botas limpias. Derrama aceite sobre unos azulejos y éste se escurre sin dejar rastro. Ultra Ever Dry promete convertir casi cualquier superficie en algo más que impermeable: en super hidrofóbica y super oleofóbica. Aunque de momento no se han desvelado datos sobre su composición, la compañía ha publicado un vídeo promocional que muestra sus cualidades.

La impermeabilidad es la capacidad de un material para evitar que un líquido lo traspase. La super hidrofobia —y la super oleofobia— van un paso más allá, y repelen las sustancias que entran en contacto con el objeto. Esto permite mantenerlos secos y limpios incluso después de pegarles un chapuzón. Agua, barro, salsa, pinturas y otras sustancias se desprenden con facilidad pasmosa de elementos muy porosos como los tejidos o el hormigón. Una plancha con Ultra Ever Dry aplicado solo en el marco de ésta permite aglomerar un líquido en su interior sin necesidad de paredes.

Ya existen multitud de aplicaciones para los materiales super repelentes. La más evidente, proteger del agua y otras sustancias a productos que estarán potencialmente expuestos a ellas. Evitar que la mesa del jardín se oxide, por ejemplo. Pero también puede ser muy útil en otros ámbitos como la automoción, donde ya hay propuestas parecidas para que el agua y la suciedad no puedan posarse en los cristales del coche. O en ropa deportiva destinada a deportes acuáticos.

Ultra Ever Dry emplea nanotecnología para conferir super hidrofobia y super oleofobia a las superficies en las que se aplica. En su ficha técnica se desvela que contiene dos sustancias ‘propietarias’ que, se supone, son las que le conceden estas cualidades. Entre las dos representan menos de un 10 por ciento del total del producto. Aunque no son los primeros, parece que sus resultados mejores de lo normal y —según explican en su propia página web— es mucho más resistente a la abrasión. Sus creadores afirman que puede mantener sus propiedades más de cinco años.

Para convertir una superficie en super hidrofóbica Ultra Ever Dry debe vaporizarse sobre esta en dos etapas. Es la combinación de los dos productos —que la empresa vende por separado— la que convierte el material en un repelente de casi todo. Aunque en el vídeo demostrativo lo utilizan en objetos que después están en contacto con la piel humana, en su ficha de seguridad advierten de que debe aplicarse extremando las medidas de precaución, al menos hasta que está completamente seco —recomiendan al menos dos horas—.

El vídeo demostrativo de Ultra Ever Dry ha cosechado más de 600.000 visitas en unas dos semanas. Entre los comentarios realizados por los espectadores del mismo hay toda clase de propuestas —algunas serias y otras disparatadas— sobre el uso que deberían darle. Unos proponen proteger sus ordenadores y teléfonos móviles, mientras que otros se plantean rociarse el cuerpo y tirarse a una piscina.

Fte.: elcorreo.com    http://goo.gl/7krtK

 

Deja una respuesta

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>