Nanomedicina para enfermedades gastrointestinales

Texcoco, México.- (Texcoco Press).- El intestino delgado, una zona muy complicada de acceder, de una forma no invasiva, ahora puede ser intervenida gracias a la nanomedicina. Los investigadores de la Universidad de Buffalo (EE.UU.) han desarrollado un zumo con nanopartículas en suspensión que, al llegar al intestino delgado, son activadas con láser inofensivo, lo que proporciona así un método no invasivo, incomparable en tiempo real del órgano. El trabajo, que se publica en Nature Nanotechnology, podría ayudar a identificar, comprender y tratar las enfermedades gastrointestinales.

“Los métodos de imagen convencionales muestran el órgano y los lesiones, pero este método permite ver cómo el intestino delgado funciona en tiempo real”, explica Jonathan Lovell, autor del trabajo. “Una mejoría de la imagen aumentará nuestra comprensión de estas enfermedades”.nanozumo

El intestino delgado humano mide aproximadamente 7 metros de largo. Intercalado entre el estómago y el intestino grueso, es el lugar donde se produce la mayor parte de la digestión y absorción de los alimentos. También la zona en la que se producen los síntomas del síndrome del intestino irritable, enfermedad celíaca, enfermedad de Crohn y otras enfermedades gastrointestinales.

Actualmente para llevar una valoración del intestino delgado hace falta que los pacientes beben un líquido espeso calcáreo llamado bario y, a través de rayos X, resonancia magnética y ecografías, se evalúa el órgano. Sin embargo estas técnicas son limitadas en cuanto a su seguridad, accesibilidad y a la falta de contraste adecuado.

En tiempo real

Además, ninguna de ellas es muy efectiva a la hora de proporcionar imágenes en tiempo real del movimiento, como la peristalsis, que es la contracción de los músculos que impulsa a los alimentos a través del intestino delgado. La disfunción de estos movimientos puede estar vinculada a las enfermedades mencionadas , así como los efectos secundarios de trastornos de la tiroides, la diabetes y la enfermedad de Parkinson.

Lovell y un equipo de investigadores trabajaron con una familia de colorantes llamados naphthalcyaninas, pequeñas moléculas que absorben grandes porciones de luz en el espectro del infrarrojo cercano, que es el rango ideal para agentes de contraste biológicos. Sin embargol, se sabe que estos colorantes son perjudiciales para el organismo. Para solventar este problema, los investigadores desarrollaron nanopartículas llamadas “nanonaps” que contienen las moléculas de colorante pero manipuladas para que no sean perjudiciales al ser humano.

En experimentos llevados a cabo con ratones, los investigadores administraron el “nanozumo” por vía oral. A continuación, utilizaron la tomografía fotoacústica (PAT), que pulsaba luces láser que generan ondas de presión que, cuando se medía, proporcionan una visión en tiempo real y con más matices del intestino delgado. Los investigadores planean continuar perfeccionando la técnica para llevarla a ensayos en humanos y acceder a otras áreas del tracto gastrointestinal.

Fuente: http://www.alianzatex.com/

Deja una respuesta

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>